martes, 27 de abril de 2010

Momias egipcias

Revelan que una momia egipcia murió de cáncer







El cuerpo perteneció a un hombre y forma parte de la colección del Museo de La Plata. Se le realizó una tomografía, al igual que a otras dos momias



La tecnología médica asociada a la Antropología puede arrojar resultados sorprendentes. El hallazgo revelado ayer por el Museo de La Plata es un claro testimonio. Especialistas de esa institución y de un hospital bonaerense les realizaron una tomografía en tres dimensiones a momias egipcias y pudieron determinar que una había muerto de cáncer. Es la primera vez que se realiza este tipo de estudios en Sudamérica y los expertos esperan arribar a más conclusiones en los próximos días.


Las momias analizadas, dos de cuerpo entero y un “paquete funerario”, forman parte de la colección egipcia del Museo local y fueron sometidas a un estudio de tomógrafo multicorte (Multi-slice) en el hospital Dr. Federico Abete, del municipio bonaerense de Malvinas Argentinas.


En diálogo con Hoy, la directora del Museo, Silvia Ametrano, señaló que la iniciativa fue del nosocomio provincial y generó gran expectativa en la institución platense. “El hospital se acercó a nosotros para probar la utilidad del equipo. Se trata de uno de los tomógrafos más modernos del país. Tiene alta resolución y permite estudiar paleopatologías, es decir, enfermedades muy antiguas”.


Las tres momias tienen una antigüedad que oscila entre los 2.500 y los 3.000 años. Una de las primeras conclusiones a las que arribó el equipo médico, junto con el grupo de egiptólogos del Museo, fue que “Horwedjaw (hombre) habría fallecido luego de sufrir un melioma múltiple, una forma de cáncer de la médula ósea”, enfermedad frecuente en la actualidad, que incide en mayores de 50 años.


El equipo de especialistas estuvo encabezado en el área médica por el Dr. Fernando Abramzon (jefe del servicio de Diagnóstico por Imágenes del hospital Abete), y por el Dr. Héctor Pucciarelli (director de Antropología del Museo e investigador del Conicet), coordinando al grupo de egiptólogos.


A medida que recibía las primeras imágenes del tomógrafo, Abramzon señaló que el uso de esta tecnología “nos permite identificar detalladamente todas las partes del cuerpo en tres dimensiones y en toda su conformación, y podremos descubrir seguramente aspectos y elementos nunca vistos en estas momias. Por lo pronto, hemos descubierto que Horwedjaw falleció muy probablemente como consecuencia de un melioma múltiple”.


Por su parte, Pucciarelli destacó que “como resultado de estos análisis podremos llegar a conclusiones que no hubiéramos imaginado años atrás, y podremos, a partir de aquí, descubrir otros elementos culturales y sociológicos de la época. Habíamos considerado la hipótesis de que Horwedjaw había recibido agresiones o golpizas severas, pero con esta nueva tecnología pudimos observar con el equipo médico que se trató realmente de una enfermedad que terminó con su vida”.


Una colección traída por Dardo Rocha


La momia del hombre que murió de cáncer, Horwedjaw, forma parte de la colección egipcia del Museo de La Plata junto a Tadimentet, que fue una mujer proveniente de la nobleza; y de un tercer cuerpo momificado que no ha sido identificado aún y al denominan como “paquete funerario”.


Según explicó el investigador Héctor Pucciarelli, el paquete funerario “se trata del cráneo de un adulto que en vida fue un guerrero y que murió en batalla. Tenía la base del cráneo quebrada. Era usual momificar a una persona con una sola parte del cuerpo elaborando un elemento de estas características, principalmente en el período grecorromano”.


Las tres momias fueron trasladadas este domingo desde el Museo local al hospital Abete de Malvinas Argentinas bajo un operativo muy minucioso, delicado y cumpliendo las más estrictas normas de seguridad, habiéndose asegurado las piezas en cerca de 1 millón de dólares. Las mismas estuvieron cerca de una hora en el nosocomio para ser sometidas al tomógrafo multi-pistas (64 filas de detectores) para luego ser regresadas al Museo, donde serán puestas en exhibición esta semana, ya que no es necesario volver a trasladarlas para continuar con las investigaciones.


La colección egipcia descansa desde fines del siglo XlX en el Museo de La Plata. Los dos sarcófagos (con Tadimentet y Horwedjaw), y el “paquete funerario”, habían sido adquiridos por el fundador de La Plata y gobernador de la Provincia entre 1881 y 1884, Dardo Rocha. Este las había trasladado desde el Museo de Boulacq (Egipto) hacia la Argentina en el año 1888.


La directora del Museo, Silvia Ametrano, dijo que están procesando imágenes de la mujer y en los próximos días habrá más resultados.







1 comentario:

  1. estos documentos
    sonmuy inportantes
    hojala y sigan poniendo
    y ademas de mas imagenes que nos
    revelen estos echos
    tan misteriosos de egipcio
    adecir verdad a mi me encanta egipto
    aunqe jamas e viajado
    pero si algun dia tubiera los medios y la oportunidad de ir a egipto
    lo aria..

    ResponderEliminar